Homenaje a Lotty Rosenfeld

3 de julio, 2021 - 14 de agosto, 2021 / Museo Castillo de Mata, Sala 1

Lotty Rosenfeld (Santiago, 20 de junio de 1943 - 24 de julio de 2020) fue una artista visual chilena adscrita al neovanguardismo y a la denominada Escena Avanzada, un movimiento de artistas y escritores que se gestó en la escena artística chilena posterior al Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Junto al artista Juan Castillo, al sociólogo Fernando Balcells, y a los escritores Diamela Eltit y Raúl Zurita, funda en 1979 el Colectivo de Acciones de Arte (CADA).

En forma paralela a su participación en el CADA, Rosenfeld desarrolló un trabajo individual. Una milla de cruces en el pavimento (1979) se destaca entre sus obras que incursionan los lenguajes de la acción, el video y la fotografía. A su amplia circulación internacional se suma la réplica de esta acción en diversas ciudades del mundo, como La Habana, Cuba, Nueva York, Estados Unidos, Berlín y Las Palmas de Gran Canaria, entre muchas otras. Sus acciones en el espacio urbano fueron registradas mediante formatos como el video y la fotografía, que eran posteriormente intervenidos por la artista con imágenes provenientes de la prensa y los noticieros. A lo largo de su extensa trayectoria artística, Rosenfeld demostró un compromiso constante con los problemas políticos y sociales de su contexto cercano, cuestionando, a través de su obra, el estatuto político y la rigidez institucional mediante la intervención de los símbolos.

Para Lotty la calle, el entorno social y el campo demarcado por nuestras rutinas fue el soporte en que se anclan sus intervenciones creativas. Para ello, utiliza como modelo analógico, desde 1979 a la fecha, un signo de tránsito el cual modificó materialmente, generando como resultado un signo + que construye mediante el entrecruzamiento de dos líneas: la primera impuesta por un código de reglamentación social y la segunda propuesta por el arte a modo de interrogación crítica.

Al introducir la “crisis” en el interior de un subsistema de ordenamiento comunitario, la obra invita al sujeto a repensar su filiación a los códigos convencionales, rompiendo así el carácter supuestamente “natural” que portan los signos.

Paralelamente a su trabajo de la Una milla de cruces sobre el pavimento está su permanente producción audiovisual.

Este proyecto expositivo, que la Fundación Francis Naranjo articula, se plantea como un homenaje a una amiga querida, Francis Naranjo y Lotty Rosenfeld mantienen una amistad continuada desde el año 2003 (año en que son presentados por Juan Castillo coincidiendo con la participación en el MAC de Santiago de Chile en la muestra TRÁFICO) hasta la fecha de su fallecimiento.

En éste periodo Francis comisaría varios proyectos donde Lotty participa, a veces de forma individual, a veces de manera colectiva, en Bienales y Museos. Cada uno de los encuentros se convierte en un motivo para festejar, intercambiándose trabajos, recuerdos y momentos inolvidables. En esta exposición se visibilizan algunas de estas experiencias a través de los objetos, dibujos y producciones que Lotty fue entregándole a Francis.

También se enseñan en este contexto el registro de un trabajo conjunto que relizaron Lotty y Juan Castillo en Corea del Sur en el año 1996 dentro del festival "Las 9 cabezas del dragón", en Seúl. Juan Castillo y Lotty Rosenfeld mantienen una gran amistad a lo largo de toda su vida.

Y para cerrar el recorrido se presentan 3 trabajos audiovisuales que consideramos fundamentales en la producción de Lotty Rosenfeld.

_DSC0427.jpg
_DSC0404.jpg
_DSC0407.jpg
_DSC0414.jpg
_DSC0426.jpg
_DSC0412.jpg
_DSC0413.jpg
_DSC0421.jpg
_DSC0420.jpg
_DSC0401.jpg
_DSC0443.jpg